Jueves, 24 de noviembre de 2022



Empezamos este momento sentándonos bien y en una postura cómoda. Colocamos las manos sobre la mesa. 

Intentamos movernos lo menos posible. 
Respiramos tres veces profundamente mientras fijamos la mirada en un punto de la clase. 
Este rato es para ti. Este espacio es para que lo compartas con Jesús y María. Les saludamos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
 Amén.

DECIDME AMIGOS

Imagínate si pudiéramos soñar...

encontraríamos en el mundo más melodías que el ruido del armamento,

que el llanto de un inocente;

todo sería como un canto lleno de armonía.


Imagínate si nos dieran todas las manos...

no habría ya más guerra

ningún otro pensamiento:

"Hacer feliz a mi hermano"

y escuchar el canto del pájaro.

La paz no sería sólo una fantasía.


Decidme amigos si no podría ser real

que no todo fueran sueños

ni una falsa realidad.

Decidme amigos si no podemos trabajar

y hacer de esta tierra

un rincón de amor y paz.


Escuchemos la canción:






Comentaris